Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

¿Cómo elegir huevos fresquecitos para el desayuno?

huevos

Los huevos tienen tantas presentaciones que no puedes iniciar tu día sin ellos. Y ya sea con unos huevitos a la mexicana, unos huevitos rancheros, toreados e incluso hasta en su versión más sencilla, “estrellados”, nunca pueden faltar en el desayuno.

Por ello, es que, debes conocer estos trucos para saber cómo elegir huevos fresquecitos.

Pero primero debemos considerar estos aspectos a la hora de comprar huevos.

¿Cuándo se considera un huevo fresco?

Un huevo se considera fresco hasta los 28 días después de que la gallina los puso, pero siempre y cuando se haya conservado bien, es decir, que no haya sufrido cambios térmicos bruscos y que se haya puesto en la nevera inmediatamente después de la compra. Tras los 28 días mencionados, es posible que pierdan frescura y también parte de sus cualidades, como la de emulsionarse para hacer mayonesa casera.

Es aconsejable tener en cuenta tomar en cuenta estos consejos, antes de comprar huevos:

¿Es bueno guardar los huevos en el refrigerador?

  1. Elige los que tengan una fecha de caducidad más lejana.
  2. O aquellos cuya fecha de puesta sea más reciente.

Ahora que sabes esto, es momentos de pasar a conocer cuáles son los trucos más comunes para saber si un huevo está fresco:

¿El huevo Flota?

El truco más común es, en un vaso con agua, añade un poco de sal; mézclalo hasta que se disuelva y después, introduce el huevo:

  1. Si se hunde, está fresco.
  2. Si se queda en medio del vaso significa que tiene unos días.
  3. Y si flota, no está fresco.

Esta prueba se basa en la estructura interna del huevo, denominada cámara de aire. Los huevos tienen cáscaras con una superficie porosa, que, con el paso de los días, se va introduciendo aire en la cámara, lo cual permite que el huevo flote.

La prueba del sonido del huevo

Toma un huevo y agítalo con la mano. Si notas que en el interior se mueve y se escucha el contenido significa que el huevo no es fresco. En los huevos frescos la capa transparente se mantiene firme y amortigua la yema de manera que el huevo parece sólido, por tanto, al agitarlo no se escucha ningún sonido.

Yema consistente

En este truco, deberás romper el huevo. Una vez roto, se pone sobre una superficie plana, como un plato:

  1. Si observas que, la yema se mantiene en el centro y queda compactada, es signo de que el huevo está fresco.
  2. Si de lo contrario, la yema se desvía hacia los lados de la clara, significa que no está fresco.

La yema de un huevo fresco es densa, por lo tanto, está se centrará en la clara y tendrá cierto abombamiento.

A %d blogueros les gusta esto: