Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

Conoce a Hamako Mori, la abuela gamer de 90 años

Hamako Mori

Hamako Mori es una mujer japonesa de 90 años, que cada día repite el mismo ritual: realiza ejercicios de estiramientos de dedos y se prepara para un día más jugando videojuegos.

Actualmente, después de 40 años de haber jugado más de 200 juegos, Mori fue reconocida como la “streamer” (persona que juega a un videojuego, lo comenta y difunde) más anciana del mundo por el Libro Guinness de los récords.

Hamako Mori juega como mínimo tres horas al día, y cuando la partida es interesante lo hace hasta las dos de la madrugada.

¿Cómo comenzó su afición por los videojuegos?

En 1981 esta ama de casa descubrió los videojuegos, después de ver lo mucho que disfrutaban sus niños jugando con una consola Epoch Cassette Vision.

Desde entonces no ha parado. Ha probado de todo: Super Mario Bros, Call of Duty, Dragon Quest, Final Fantasy o Resident Evil, por mencionar algunos.

Fue saltando de una generación de consolas a otra, como la Nintendo 64 o ahora la PlayStation 4, que su familia le regaló cuando cumplió 90 años.

Entre sus favoritos destacan la serie de los Grand Theft Auto o el juego de rol Elder Scrolls V: Skyrim, en el que aprecia “poder hacer lo que quieras, libremente”.

Conocida como Gamer Grandma, Hamako Mori tiene su propio canal de YouTube, en el que cuenta con más de 200.000 suscriptores.

Un desafío cada día para Hamako Mori

Y aunque reconoce que los videojuegos nuevos requieren una mayor agilidad en las manos, ella no se rinde. Al contrario: ejercita las manos y los dedos todos los días antes de jugar.

“Logró hacer muchas cosas, no voy a parar solo porque es difícil, al contrario, es un desafío. Y prefiero esto que no hacer nada”, comenta. Es más, tiene intención de seguir progresando: “Quiero jugar bien independientemente de mi edad y continuaré todo el tiempo que pueda”.

También invita a otras personas mayores a imitarla: “No es necesariamente por el videojuego en sí, es bueno tener una actividad”, dijo.

Cuando le preguntaron por qué se interesó por el mundo del videojuego, respondió lo siguiente: «Sentí que, si comenzaba a jugar, la vida sería realmente interesante y no tendría que pensar en cosas innecesarias. Me alegro de haber vivido hasta esta edad, y me alegro de haber aprendido a jugar a videojuegos. Estoy disfrutando de la vida».

A %d blogueros les gusta esto: