Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

Consejos de abuela para lavar la licuadora y no rebanarte un dedo en el intento

consejos para lavar la licuadora

La licuadora es uno de los electrodomésticos más peligrosos de la cocina, nada más te descuidas un ratito y moler unos tomates puede terminar en desastre.

Y no me dejarán mentir hijtos, pero, seguro más de una vez se han cortado intentando lavar la licuadora.

Es por eso, que hoy les daré algunos consejos para limpiar la licuadora y no rebanarse un dedo en el intento.

Consejo número 1

Para empezar, no esperen mucho tiempo para lavar la licuadora, ya que se pegan los residuos de comida y hace que sea más difícil su limpieza. 

No sean flojos hijitos, luego luego que termines de ocuparla, laven la licuadora, así será más fácil limpiarla.

Consejo número 2

Necesitaremos:

  • Agua tibia
  • Jabón para trastes
  • Una cucharada pequeña de cloro

El proceso es muy sencillo, ya que la licuadora hará todo el trabajo y tú solo tendrás que meter los ingredientes a licuar. 

Después de que veas que todos los restos de comida se hayan desprendido de la licuadora, tira la mezcla y enjuaga con agua.

¡Y listo! Ahora ya no hay que preocuparnos por los dedos mochados.

Consejo número 3

Muchas veces la licuadora puede impregnarse de malos olores, para evitar que esto suceda, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 limón partido
  • Agua tibia
  • Jabón para trastes
  • Esponjita

Primero deberás agregar un poco de agua tibia y jabón para trastes. Después licúa y saca la mezcla. Lo siguiente será agregar el limón partido, de preferencia en cuatro partes, y vuelve a licuar.

En cuanto concluyas con este proceso, quita los limones triturados y lava con agua tibia y una esponjita.

Recuerda fijarte muy bien para no lastimarte con el filo de las cuchillas.

Consejo número 4

Si tu licuadora tiene residuos difíciles de eliminar, lo mejor es utilizar la receta secreta de la abuela.

Para preparar esta poderosa fórmula, necesitaremos:

  • 2 cucharaditas de jabón para trastes
  • Media taza de bicarbonato
  • 1 taza de vinagre blanco

Coloca la mezcla dentro de la licuadora y licuar hasta ver burbujas. Puedes dejarla por un par de horas o durante toda la noche, esto dependerá la grasa y los residuos pegados.

Al día siguiente vuelve a licuar la mezcla y enjuaga con agua tibia. Verás como tu licuadora queda reluciente.

A %d blogueros les gusta esto: