Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

¿En qué momento tu bebé se convierte en niño?

¿En qué momento tu bebé se convierte en niño?

Un bebé deja de ser niño de manera muy notoria. Esa ternura que porta un bebé y que conmueve a todo el mundo, tristemente no es eterna. Asi es, simplemente es una de las etapas de los niños que termina aproximadamente cuando cumplen los 4 años y medio.

Ese fue el resultado que arrojo una investigación de la Universidad de Toronto, en la que un grupo de padres de familia evaluó el atractivo de niños de entre 0-6 años. Según los investigadores, ciertos rasgos como la cara redonda, ojos grandes, nariz y boca pequeña ya no eran visibles en este punto y la imagen de vulnerabilidad había desaparecido.

Los expertos indicaron que este desarrollo craneofacial es el reflejo del momento justo en que un niño deja de ser un bebé y comienza a ser más independiente en ciertas actividades. Por eso, cuando una pareja quiere tener un segundo bebé se recomienda que sea después de que el primogénito cumpla los 4 años.

Señales que indican que tu hijo ya no es un bebé, sino un niño

Un bebé experimenta muchos cambios cuando comienza a convertirse en niño. Cabe mencionar que estos cambios son todo un proceso de desarrollo y aprendizaje, no suceden de un día para otro.

Es más sociable

En este proceso de transición, el bebé comienza a imitar y se vuelve más sociable. Ahora te invita a jugar y te muestra sus juguetes. Gatea, se sienta y se pone de pie.

Comienza a caminar

Cuando comienza a caminar por si solo en definitiva dejo de ser un bebé, pues se vuelve más independiente.

Deja de usar pañal

Antes de dejar el pañal, el bebé ya es capaz de obedecer instrucciones. Pero cuando deja el pañal y ya puede identificar las necesidades de su cuerpo definitivamente ya es un niño.

Señales que indican que tu hijo ya no es un bebé, sino un niño

Mini adolescencia de la niñez

Se le llama así porque en esta etapa tu hijo contesta a casi todo con un «no». Se vuelve terco y obstinado. En esta etapa se desarrolla su conciencia del yo y la existencia de las demás personas.

Este proceso de transición también implica cambios en la rutina que llevabas cuando cuidabas de tu bebé. Por ejemplo: Tus citas con el pediatra pasan de ser mensuales a trimestrales. Debes enseñarle a dejar el biberón para comenzar a consumir alimentos sólidos.

No te estreses por pensar en el «ahora que sigue». En realidad todo se da de manera muy natural, tu instinto de madre te ayudará a tenerlo todo bajo control.

A %d blogueros les gusta esto: