Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

Leyenda de la flor de nochebuena, para contar a los más peques

Flor de Nochebuena

Para estas fechas navideñas, donde la flor de nochebuena está presente en todas partes, esta leyenda es buena para explicar un poco del porque están adornando nuestras casas y todo alrededor las flores de nochebuena.

Empecemos contando que esta bellísima flor, nuestros antepasados la llamaban cuetlaxóchitl, que en lengua náhuatl significa «flor que se marchita», pero cuando los misioneros españoles la conocieron, la nombraron como flor de Nochebuena, ya que el día de máximo esplendor de estas flores es el 24 de diciembre.

Leyenda de la flor de nochebuena

Una historia de la época de la Conquista, cuenta que en un pueblo de Guerrero habitaba una niña muy humilde que cada año esperaba con ansias la llegada de la Navidad.

Pero su padre se había quedado sin trabajo ese año, y no tenía dinero para ofrendar frutas, dulces o juguetes al niño Jesús durante la misa de Nochebuena, por lo que se encontraba muy preocupada y triste.

Al llegar la hora de la misa, caminó hacia la iglesia junto con sus padres. Sin embargo, al ver que todos los niños cargaban las mejores ofrendas, se llenó de vergüenza por ir con las manos vacías. Corrió hacia los arbustos y se puso a llorar.

De pronto, escuchó una voz de un niño que le dijo:
— Ya no llores. Arranca esas plantas verdes que están ahí y llévalas al altar del niño Jesús.

Decidió hacerle caso al niño y agarró un manojo de aquellas plantas silvestres. Aún llena de pena, por pensar que su ofrenda era simple y lamentable, caminó lentamente hacia el interior de la iglesia.

Al llegar, los parroquianos lanzaron una expresión de sorpresa pues eran las flores más hermosas que habían visto sus ojos. La planta había cambiado sus hojas de color milagrosamente y ahora resplandecían un color rojo intenso y tenían forma de estrellas.

—¡Feliz Navidad, niño Jesús!— dijo la niña al depositar su maravillosa ofrenda frente al altar.

Desde ese día, la flor de nochebuena, creció en todas partes de México durante la Navidad.

¿Por qué es tan famosa la flor de Nochebuena?

Se dice que Nezahualcóyotl y Moctezuma la cultivaban en sus jardines. La llamaban cuetlaxochitl, que quiere decir “flor que se marchita”. Era considerada un símbolo de pureza y su uso fue ceremonial, medicinal y ornamental.

La flor florece días antes de la temporada de día de muertos, es por eso que los aztecas lo utilizaban en sus ofrendas, para ellos significaba “una nueva vida” para los guerreros muertos en batalla.

Es reconocida en todo el mundo debido al estadounidense Joel Roberts Poinsett, quien en un viaje a Guerrero, lugar originario de la flor de nochebuena, decidió mandar semillas de la planta a Filadelfia

En Estados Unidos se le puso el nombre de Poinsettia, en reconocimiento a Poinsett. La planta comenzó a cultivarse en invernaderos y luego se exportó a Europa.

Los estados principales de la producción de la flor de nochebuena son Morelos, Michoacán y la Ciudad de México, quienes exportan a diferentes países, incluyendo a Estados Unidos.

A %d blogueros les gusta esto: