Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

¿Vas a la playa? Así puedes comer de forma segura en tiempos de Covid

playa

Si vas a salir a la playa en estos tiempos de covid, aquí te dejamos algunos consejos para comer de manera segura.

Comer en la calle, siempre ha tenido sus desventajas, ya que aparte de ser muy caro, siempre está la posibilidad de que nos enfermemos porque los alimentos están muy refrigerados o son de mala calidad.

Así que, para evitar que eso suceda, aquí te dejamos algunas recomendaciones para comer de forma segura cuando vayas a la playa.

Llevar la hielera con placas de frío en lugar de hielo

Mantenernos hidratados es muy importante cuando vamos a la playa, es por eso que nunca puede faltar la hielera con los juguitos de los niños, y porque no, las cervecitas bien frías de los papás. Incluso podemos meter algún snack o alimento para el rato.

Pero, es muy probable que más de una vez hayas llevado tu hielera llena de hielos, en lugar de placas de frío. El problema con los hielos es que, cuando se derriten el agua empieza a humedecer toda la parte de abajo de la hielera. Lo que genera vapor en los alimentos, convirtiéndose en el lugar perfecto para que las bacterias.

Es por eso que te recomendamos utilizar placas de frío en lugar de hielo, para que no ocurra esto y tus alimentos no queden humedos 

Consumir alimentos que han estado mucho tiempo en la hielera 

El utilizar la hielera no significa que podamos consumir los alimentos después de varias horas de estar expuestos a la intemperie. Lo ideal es consumirlos en un tiempo no mayor a dos horas. De igual manera, esto dependerá de otros factores como el sol o si se transporta en un sitio muy caliente”. 

Llevar la fruta entera y pelarla directamente en la playa

Otra opción muy saludable para comer en la playa es la fruta, ya que es ligera y fresca. Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta algunas medidas de seguridad.

Lo mejor es optar por llevar frutas pequeñas que sean fáciles de transportar y cortar en el camino, un ejemplo de ello son las manzanas, duraznos y plátano.

Y aunque el melón y la sandía son frutas con un alto contenido en agua para un día caluroso, el problema con ellas, es que son frutas muy grandes y difíciles de cortar en el camino. 

Es aquí donde nos encontramos con otro problema. La fruta tiene mucha azúcar, lo que le encanta a las bacterias y, además, atrae mucho a las hormigas.

Otra opción son las frutas de tamaño reducido son las cerezas, frambuesas, uvas o arándanos. En ese caso, no hay nada que pelar, solo es necesario lavarlas.

A %d blogueros les gusta esto: