Pregúntale a la abuela

Consejos, cuidados y recomendaciones para ti y tu familia

Sarcopenia, la enfermedad que ataca a los adultos mayores

Sarcopenia

Sin duda la vejez y el desgaste de los años son factores que hacen que una persona se sienta más cansado de lo normal. Pero, sabías que existe una enfermedad que podría ser la culpable del cansancio excesivo y la pérdida de masa muscular.

¿Qué es la Sarcopenia? la sarcopenia es una enfermedad progresiva y generalizada del sistema músculo esquelético, caracterizada por la disminución de la fuerza muscular, de la masa muscular y finalmente del rendimiento físico.

La edad, la pérdida de fuerza muscular y el deterioro de los músculos, son las principales características de esta enfermedad que a la larga puede hacer más difícil realizar actividades como levantarse de una silla o incluso caminar.

Es por eso que aquí te dejamos información sobre esta enfermedad y cómo tratarla.

Causas

La sarcopenia tiene un origen complejo y multifactorial, que se puede dividir en tres grupos:

  •       Sarcopenia primaria: se presenta cuando no existe otra causa evidente más que los cambios por el envejecimiento. 
  •       Sarcopenia secundaria: cuando encontramos otras causas evidentes, tales como el sedentarismo, insuficiencia cardiaca, renal o hepática, cáncer, desnutrición u otras enfermedades. 
  •       Presarcopenia: disminución de la masa muscular sin efecto sobre la fuerza ni rendimiento físico

Síntomas

Las personas que padecen esta enfermedad suelen presentar sensación de debilidad, dificultad para levantarse de una silla, una velocidad más lenta al caminar, junto con caídas. También es frecuente que las personas con esta enfermedad tengan una pérdida de peso reciente sin causa justificada.

A la larga, el desarrollo de esta patología puede asociarse con consecuencias adversas tales como fracturas, discapacidad física, aumento de ingresos hospitalarios, empeoramiento de la calidad de vida y mortalidad.

Diagnóstico

No existe una única prueba para hacer el diagnóstico. Se solicita al paciente la realización de test físicos para medir la fuerza muscular y el rendimiento físico, así como pruebas de imagen (TC, RM, DXA.) para intentar cuantificar la masa muscular.

Tratamiento

El tratamiento de la sarcopenia se basa fundamentalmente en el ejercicio físico y una dieta sana.

El ejercicio físico ha demostrado múltiples beneficios en los adultos mayores, como el ejercicio de resistencia que disminuye la pérdida muscular relacionada al envejecimiento.

La ingesta de proteína suficiente reduce la pérdida muscular. Se recomienda el consumo de proteína en adultos mayores de 0.8g/kg/día.

A %d blogueros les gusta esto: